Vorágine

Las mentiras de las contraportadas, Parte I

No sé exactamente cuando adquirí la costumbre de no leer las contraportadas de los libros. Al menos no antes de terminar el libro. Y es que las contraportadas de los libros están hechas para arruinarte la lectura. Siempre hablan de un libro distinto o cuentan el clímax. Yo me imagino que los redactores de ellas tienen cosas muy importantes que hacer, porque parecerían nunca tener tiempo de leer el libro que están describiendo. En una contraportada nunca faltará, al menos, algo de la siguiente lista:

  1. El resumen entero del primer capítulo seguido de un breve ensayo comparativo sobre “la sociedad actual” o, en su defecto, “la sociedad de su época”.
  2. El resumen del clímax con un breve ensayo comparativo sobre “la profundidad de las palabras del autor”.
  3. La mención de algún elemento fantasioso que salte a la vista aunque sólo sea mencionado en el libro una vez como un chascarrillo o una ayuda a cierta descripción. Esto también seguido de las loas a la genialidad del autor para cautivarnos.
  4. La mención de un pasaje menor de la novela malinterpretado que le da un nuevo giro a la contraportada que pareciera describir un libro que no existe porque el pasaje era un simple apoyo narrativo.
  5. La importancia del libro y su lugar en la serie de libros a la que pertenece y lo grandiosa que es dicha serie que representa tanto del autor.
  6. Una descripción ambigua del libro que no se entiende, pero se escucha muy profunda aunque nos deje sin saber a ciencia cierta de qué va ese bonche de hojas que tenemos en las manos.

Estos elementos, por supuesto, pueden ser combinados. Pero esa es su esencia.

Ustedes no pueden imaginarse la cantidad de libros que me han arruinado por contraportadas que tienen alguno de estos elementos (o varios, que es peor). Cuando se leen esas contraportadas, uno se dedica a buscar la importancia del unicornio que salió en el segundo capítulo, y que jamás vuelve a aparecer, pero que seguro es muy importante porque venía mencionado en la contraportada.

Honestamente creo que los redactores hojean un par de pasajes del libro y luego adivinan. Debe ser como jugar al libro rojo o algo así

Anuncios

Acerca de Borchácalas

Borchacaleo en los sueños ajenos hasta cansarlos.

4 comentarios el “Las mentiras de las contraportadas, Parte I

  1. Arta (@Artasanchez)
    octubre 22, 2012

    Jajaja! coincido plenamente con tu apreciación de las contraportadas, o dichosas “cuartas de forros”. Nada más estilo “resumen de la película” que esos extractos maléficos. Si lo escribe el editor, malo, por ser estilo Thriller; si lo escribe Bioy Casares, malo por sobre erudición; si lo escribe el propio autor, malo, porque nadie es bueno escribiendo de sí.

    Me parece un poquito como cuando compras una barra de chocolate, y la volteas para ver sus propiedades nutrimentales… “Contenido energético: 160 Kcal por porción” Uno se queda con eso, y se lo lleva:

    a) al psicoanalista
    b) hace caso omiso
    c) busca algo que te deje menos conflictuado

    Ninguna de esas opciones pueden ser buenas antes de probar el producto.

    Espero con ansia la segunda parte. Y por cierto, no volveré a leer una contraportada, sin acordarme de esto!

  2. Darina (@DarinaSilver)
    octubre 22, 2012

    Yo siempre me entretengo con las contraportadas, es más, me parecen casi un subgénero literario. Lo que más me gusta de ellas es el uso excesivo de los adjetivos: a veces juego a contarlos: gana la contraportada que tenga más.

  3. nereisima
    octubre 22, 2012

    Yo escribo contraportadas y sí, son una tomadura de pelo. No es que no sepamos el contenido, es que quien lo aprueba es alguien se preocupa porque “suene comercial”, de manera que si escribes una buena contraportada te la rechazan. O al menos en mi línea editorial así pasa.

  4. Pingback: Contraportadas II | La Soga en la Mañana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 22, 2012 por en Sobre libros y otras fantasías y etiquetada con , .

Kampa

  • 8,862 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: