Vorágine

Crítica abreviada de una de Vila-Matas

20 noviembre 2012 | Andrés Borchácalas

Me gustaría decir que los escritores son como pequeños niños por su gran imaginación, ansias de juego, gusto por la vida, gran percepción del mundo, curiosidad y todos esos bonitos adjetivos calificativos que nos gusta utilizar para ensalzar la infancia. Mas no es así. Sí, los escritores son como niños, pero porque se amueganan, son chismosos, hacen clubes selectos con señales secretas para poder reconocer a los distintos miembros, desprecian a otros escritores por ser distintos, son crueles, rencorosos, vengativos y todas esas cosas que no nos gusta ver en los niños, aunque sepamos que ahí están. Y justamente de eso habla Enrique Vila-Matas en la Historia abreviada de la literatura portátil.

La novelita está bastante bien. A mi parecer, debería haber más novelas que hiciesen mofa de las sociedades de escritores y sus maneras de actuar. Y Vila-Matas logra muy bien hacer mofa de ellos. Cuenta, a lo largo de las breves 122 páginas de narrativa, los modos excéntricos de los shandys, revela la insolencia, rebeldía o traición de algunos shandys, describe a sus criaturas mitológicas, habla de sus taras y sus proyectos fallidos, sus incongruencias, sus justificaciones.

Los shandys son los miembros de una sociedad secreta de “escritores”. Y toda sociedad de escritores, tiene una manera de pensar. La creencia de los portátiles es que la literatura debe ser portátil, ligera. El shandy, debe ser una máquina soltera. Cualquiera que no cumpla los requisitos que imponga el grupo, no es digno de ser un portátil o shandy. Los shandys también están regados por el mundo, pero viajan. Muchas veces, viajan en manada. A veces se esconden, a veces se buscan.

En fin, Vila-Matas logra englobar, sin mucho engorro, todo eso que una supuesta “sociedad” de escritores o artistas tiene y es: un muégano endogámico.

Enrique Vila-Matas, Historia abreviada de la literatura portátil, Anagrama, Colección Compactos, 2011.

Anuncios

Acerca de Borchácalas

Borchacaleo en los sueños ajenos hasta cansarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 20, 2012 por en Novela, Reseñas y etiquetada con , .

Kampa

  • 8,511 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: