Vorágine

Solanin o la desolación de los veintes.

solanin

Yo también sufro como Meiko.

En este blog, a veces, leemos otras cosas: anuncios, revistas de sociales, el libro vaquero, periódicos, otros blogs, etcétera. El de ahora es un manga, Solanin, de Inio Asano.

Inoue Meiko, de 24  años, es la protagonista; medio mantiene al novio, Taneda, quien tiene un trabajo mal pagado y una banda amateur de rock.  Está atrapada en un trabajo aburrido con compañeros tontos y un jefe aún peor; dice que no fue hecha para el mundo real y uno, veinteañero como es, comprende y apoya su decisión de renunciar, a pesar de la incertidumbre del futuro. No sabe que hacer con el tiempo libre, los humores del novio, los amigos, la supervisión casual de los padres, la constante e infructuosa lucha por realizar los sueños y la decepción que va apropiándose de su vida.

Vemos retratados con bastante maestría, hay que decirlo, los roces de la vida cotidiana en común de la pareja hasta las consecuencias previstas o no, que provocan en todo el círculo de amigos. Vemos a todos lidiar con la frustración y la incertidumbre; con no saber ni una sola respuesta. Esa molestia radiante, cariño, hacia todo y todos, resplandeciente en su angustia, provocada por una sociedad que, en realidad, cada vez tiene menos espacio para uno.

Uno (y por eso me refiero a mí y mis veintitantos,  tus veintitantos y los del de allá también) va sintiendo el desamparo al que te va acostumbrando el destino. El delineamiento de las conductas humanas en esos personajes que cada página van a escenas llenas de introspección, no me suenan falsas ni exageradas. Yo también tengo 24.

Hay una teoría esotérica, llena de causalidad y tautología, que dice que las cosas te llegan cuando deben llegarte; cuando las necesitas. Yo, creyente como soy del HAARP, el zen y las crisis, estoy dispuesto a dar fe de lo que me removió Solanin, en especial los primeros 12 capítulos (tampoco desesperen, son 28 de quince páginas cada uno).

La de Inio Asano no es una obra necesariamente complaciente: es cruda cuando tiene que serlo, con tino para las frases desoladoras y trágica en el sentido de que todos fallan lo suficiente en descifrarse y a su futuro; pero aún así logra tener momentos tan encantadores y humanos, que uno, fuente como es, termina derramando una que otra lagrima.

Siempre hay un demonio al acecho, eso sí.

Inio Asano, Solanin, 2005-2006.

Anuncios

Acerca de Rodrigo hombrecactus

Soy uno de esos personajes planos tipo relato de folletín que aspira a ser esférico. De esos que son copias malas de Filiberto García:sin sombrero ni pistola.

Un comentario el “Solanin o la desolación de los veintes.

  1. Trevillana
    noviembre 20, 2013

    Lo voy a bajar porque se nota que soy yo :’)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 19, 2013 por en Cosas extrañas, Manga, Reseñas y etiquetada con , , .

Kampa

  • 9.179 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: