Vorágine

Banana Yoshimoto o cómo me convertí en una chica japonesa

Nunca había leído a Banana Yoshimoto. Escuchado de ella, claro; visto gente leyéndola en las calles o notado que su nombre surgía en las conversaciones de los entusiastas de lo japonés, y, por supuesto, llamado mi atención su peculiar seudónimo cuando lo encontraba en las estanterías de la librería.

Si no me acerqué a ella antes  fue, en parte, porque sus obras están editadas en Tusquets, junto con Murakami, de quien aún no me he podido formar una opinión definitiva. Pero, cuando la persona que mejores recomendaciones de libros puede hacerme señaló a Banana y puso el libro Sueño Profundo en mis manos, tuve que darle la oportunidad.

Ella sí le sabe a la femineidad.

Ella sí le sabe a la femineidad.

El libro se compone de tres cuentos. Cada uno es la historia de una mujer que pasa por un momento complicado, una crisis originada por los acontecimientos que hacen de la ida una prueba. Sin embargo no me detendré a reseñarles cada uno: prefiero hablar del estilo de Banana Yoshimoto, de la voz que da forma a sus relatos.

La literatura de Yoshimoto es femenina. Y si usted está pensando en novelas románticas, déjeme decirle que está completamente equivocado. Me refiero a la voz. Banana posee una narración femenina como nunca había visto antes. Y no se trata de que sus personajes sean mujeres, ni que ella misma lo sea. Cuando leemos, la mayoría de las veces atribuimos un carácter masculino al narrador sin importar quién sea el autor o el personaje. Con los cuentos de Banana, eso no pasa. Hay algo en su manera de contar las cosas que remiten naturalmente a lo femenino.

En sus textos existe una complejidad lógica y emocional tal que logra matices inalcanzables desde el discurso de un hombre. Existe una especial elegancia en sus palabras y una dignidad sensible. Mientras la leía sentía como me adentraba lentamente en la mente de sus personajes hasta poder mirar y comprender el mundo desde su perspectiva, con una agudeza sutil, como la de una joven japonesa.

Banana Yoshimoto no cuenta nada fuera de lo común, es más un relato de la cotidianidad, la habilidad para encontrar la belleza en el día a día, la alegría y la tristeza. Porque si algo comparte la autora con la literatura de su país, es el poder de permear al lector con una dulce melancolía que pronto se convierte en propia. Pero, a diferencia de Kawabata o Mishima, Banana parece tener una actitud más optimista, donde siempre hay lugar para la esperanza.

Sueño profundo es una lectura perfecta para acercarse a Banana Yoshimoto y, sobre todo, disfrutar de una voz narrativa que no suele ser tan común en el universo literario (aunque  debería).

Banana Yoshimoto, Sueño Profundo, Tusquets, 2010.

Anuncios

Un comentario el “Banana Yoshimoto o cómo me convertí en una chica japonesa

  1. Ismael
    febrero 5, 2014

    No diría que perfecta.

    “Kitchen” representa mejor, me parece, ese universo de plácida melancolía, esencialmente japonesa, que reproduce Yoshimoto en su obra. “Sueño profundo”, sin embargo, el mejor de los tres cuentos incluidos en el volumen editado por Tusquets, invita tanto a la esperanza como al hastío. Eso lo hace una buena lectura y un modo digno de aventurarse a una autora que ha estado siempre a media distancia entre las llamadas “novelas ligeras” y la literatura en letra capital. Una distancia que me atrevería a calificar de consciente.

    P.D. No he encontrado todavía la obra de Yoshi-dono que me permita elevarla a un escaño mejor, no digamos cerca de los grandes maestros (Tanizaki, Kawabata, Oe), sino a un costado del propio Murakami, a quien considero, todavía, y con asegunes, superior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 4, 2014 por en Cuentos, Reseñas y etiquetada con , , .

Kampa

  • 9.179 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: