Vorágine

Leer y la E al revés

11 febrero 2014 | Hombrecactus

Hay algunos días en los que amanezco a duras penas, me veo al espejo y el reflejo me devuelve a un ojeroso poco atractivo. Me deprimo significativamente, me agarro la panza  y suspiro; esa no es forma de empezar el día.  Abro la regadera para ver si el agua me anima un poco, pero salgo del baño igual de como entré.

De repente, me acuerdo de un cartel que vi en un parabús y el mundo se me ilumina. Era una caricatura de jugadores del Barcelona; galantes ellos, luchadores y heroicos. Al principio no sabía que promovían, pero en la esquina superior derecha la respuesta: “leer 20 minutos al día te hace grande”, anuncian ellos, fabulosos guerreros modernos con una E al revés para simular un libro. Todavía se me pone la piel chinita al pensar en tanto ingenio.

Claro, esa es la respuesta. Y sólo necesito menos de media hora al día.  “Rápido” le grito a mi novia “dame algo que leer, lo que sea, no importa, con que me dure 20 minutos basta”; me avienta lo primero que encuentra y yo, así, en calzones, con el pelo aún mojado, empiezo a leer. No pregunten qué, ¿acaso importa? Estoy leyendo el tiempo indicado, pues yo también quiero ser grande, cool y sobre todo, mejor persona.

Leonardo de Lozanne (sea quien sea) sufría de disfunción. Desde que lee 20 minutos al día, no sufre más.

Leonardo de Lozanne (sea quien sea) sufría de disfunción. Desde que lee 20 minutos al día, no sufre más.

Hay situaciones que me han marcado fuertemente a lo largo de la vida:  el nacimiento de mi hermana, mi primer día de escuela, cuando mi madre me preguntó si era gay (tenía 8 años), los fracasos amorosos de la adolescencia, mudarme a este departamento, etcétera, pero nada me ha calado más hondo que esta campaña y sus consejos.

Ver a las porristas de un equipo reunirse a leer me parece maravilloso; sí, que delicia de escotes y pompones, pero sus gestos de entrega a la lectura son sublimes. Que los Power Rangers puedan leer asumiendo sus posturas de combate me demuestra el nivel de compromiso que tienen con el mejoramiento del mundo y su persona. ¿Los de  K-paz de la Sierra también leen como yo? No me extraña, cada vez que cantan me tocan las fibras más sensibles de mi ser con su poesía. Actores, actrices, cantantes, caricaturas, escritores, deportistas, todos leen y son felices. Yo solía ser un infeliz.

De ahora en adelante seguiré esta rutina de los 20. Tal vez le dedique unos minutos a la caja de cereal (la palabra oculta de los chocokrispies es complicada), otros tantos minutos al twitter, que las opiniones de otros me exaltan el ánimo emprendedor. También planeo leer más panfletos, más chismes, todo lo que se me atraviese. Si leo los minutos requeridos de un jalón, y el resto del día leo pequeñas dosis extras, seguro seré mejor más rápido.

Ya sé que de los libros no saldrán mamuts, ni flores, ni dinosaurios, ni siquiera luces, como en los anuncios; pero sé que voy rumbo de una vida mejor. Gracias Consejo de la Comunicación (voz de las empresas) por cambiar mi vida; estos 20 minutos de mirar letras proveerán el cambio que necesito,  estoy seguro.

Anuncios

Acerca de Rodrigo hombrecactus

Soy uno de esos personajes planos tipo relato de folletín que aspira a ser esférico. De esos que son copias malas de Filiberto García:sin sombrero ni pistola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 11, 2014 por en Cosas extrañas, Sobre libros y otras fantasías y etiquetada con , , , .

Kampa

  • 9.179 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: