Vorágine

El simulacro de la vida

02 diciembre 2014 | Andrés Borchácalas

En este espacio más de una vez nos hemos preguntado para qué sirve leer. Pasamos tantas horas pasando hoja por hoja y consumiendo línea a línea libros y textos que hay momentos en que nos aislamos de la realidad, nos abstraemos tanto que perdemos cierto contacto. Pero esto no es lo importante, sino regresar a la realidad después de perdernos en los pensamientos del otro. Si tenemos suerte, regresaremos con una visión más limpia, más crítica, mejor preparada para enfrentar este mundo que resulta que a ratos es hostil. Y es justo en momentos críticos como estos en los que debemos hacer acopio de estas transformaciones.

Pasamos por circunstancias delicadas. Debe uno estar muy desconectado de la realidad para no darse cuenta que algo se está gestando y que en México nos encontramos en un punto de flexión, donde las cosas van a cambiar para bien o para mal. Sin embargo, no es momento de leer ni de sacar los libros. Al contrario, debemos abrir los ojos ante lo que está sucediendo y leer, no la página, sino la realidad.

La lectura sirve en momentos entre cambios, en momentos poco críticos. Es imposible querer sacar ese manual para las relaciones a la mitad de una discusión de pareja. Para usarlo, debimos haberlo leído antes de pelearnos. Leído y entendido. Lo mismo sucede ahora. Hacer un análisis comparativo entre el discurso de Murillo Karam, de Peña Nieto o de Ciro Gómez Leyva y Hobbes no sólo es redundante, sino incluso un poco ocioso porque hay cosas que se pueden ver sin filtros, en las que las acciones hablan más fuerte que cualquier manual que tengamos. Ojo, no digo que la lectura no sea aplicable, sino que debió ser lo suficientemente significativa y sustancial que ya forme parte de nosotros y nos permita identificar que quienes nos gobiernan no están de nuestro lado (aunque no se necesite haber leído mucho para enterarse de ello).

La lectura debe transformarnos y prepararnos para enfrentar la realidad, para saber lidiar con las situaciones difíciles que se nos presenten, a pesar de que por sí misma sea incapaz de adivinar toda situación que se nos presente. En el mejor de los casos, nos aligera la carga. Sin embargo, la lectura sin nuestro bien formado juicio no sirve de nada.

Y tal vez para eso sirva realmente la lectura. Para formarnos una visión propia a través de las palabras de otros y poder declamar con las propias aquello que nos parece injusto, aquello que nos parece perverso, y tener no sólo el léxico necesario para hacerlo, sino las herramientas para identificar que no está bien algo, argumentarlo y mostrarlo a los demás. No para hacernos los moralmente superiores, sino para ayudar a aquellos que piden explicaciones y no las encuentran, para auxiliar en los momentos críticos, para que todas esas páginas que hemos consumido en soledad tengan un propósito más allá de ocupar un espacio en nuestros libreros. Es el simulacro que necesitamos para enfrentarnos con la vida.

La lectura debe llevarnos a otros lados, sea una novela romántica o un ensayo político, y regresarnos siendo distintos, personas con otra visión, capaces de entender un poco mejor esta absurda realidad que parece no tener pies y cabeza. Pero, sobre todo, debe ayudarnos a encontrar la voz propia que habremos de alzar cuando nos encontramos con aquello que nos parece absurdo.

Si la lectura no nos mueve a clamar por justicia, ¿para qué leemos entonces?

Anuncios

Acerca de Borchácalas

Borchacaleo en los sueños ajenos hasta cansarlos.

2 comentarios el “El simulacro de la vida

  1. Luciérnaga
    enero 22, 2015

    “No leaís para contradecir y refutar, ni para creer y dar por seguro; tampoco lo hagas con ansias de encontrar pretexto para platicar y divagar; hazlo para “razonar y meditar” (Francis Bacon)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 2, 2014 por en Cosas extrañas, Curiosidades y etiquetada con .

Kampa

  • 8,286 Pinceladas
A %d blogueros les gusta esto: